Antonio Fabres (1854 - 1936)

Nacido en Barcelona en 1854, dicen que este hijo de un gran dibujante y sobrino de platero tenía arte en las venas. Comenzó estudiando a los 13 años en la Escuela de Bellas Artes in Barcelona y recibió una beca para estudiar en Roma a los 21. Sus primeras aventuras en el arte fueron esculturas pero pronto unió al grupo de pintores de Mariano Fortuny quienes fueron conocidos por su impecable realismo. Su éxito provino del gusto burgués por el paisaje exótico oriental y los temas medievales. Después de 10 años en Italia, Fabrés regresó a Barcelona en 1886 y posteriormente fue a Paris en 1894. En 1902 Fabrés llego a sustituir a Santiago Rebull en la Academia de San Carlos. Aunque de este corto tiempo salieron muchos alumnos brillantes, su personalidad y carácter no lo dejaron hacer buen equipo con el resto de sus compañeros y en 1907 regreso a Roma. Antonio Fabrés fue reconocido en centros artísticos como Barcelona, Londres, Paris, Viena y Lyón. En 1926 donó una gran cantidad de piezas al Museo de Bellas Artes en Barcelona a cambio de que se creara una sala que llevara su nombre con el fin de establecer un legado en su ciudad natal. Sin embargo el museo nunca acato el contrato y a pesar de sus múltiples protestas la sala nunca se construyó. El artista murió en Roma en 1938.

De momento no tenemos obra de este artista