Carlos Merida (1881 - 1984)

Carlos Mérida ha legado a la historia del arte latinoamericano una obra de notable valor plástico por la composición rigurosa, por el color vibrante y por la claridad formal a través de sus diversas etapas creativas, así como por su inquieto espíritu americanista, que amalgamó con las vanguardias europeas. En 1919 llegó a México con su esposa Dalila Gálvez. Al año siguiente presentó su primera exposición en la Academia de Bellas Artes. En esa exposición se manifestó en los términos siguientes: "No pretendo como pudiera creerse, hacer exhumaciones arqueológicas; mis cuadros son el resultado de una pura observación de la naturaleza y de un devoto amor por nuestro arte autóctono. Mi obra se dirige a los reflexivos, a los acuciosos, a los que se interesan por las cosas nuestras". A partir de los años treinta concluyó su participación con la Escuela Mexicana e inició una serie de etapas que conformó el corpus más importante y representativo de su obra.

bulletObra Disponible