Hermenegildo Bustos (1832 - 1907)

Nacido en la Purísima del Rincón, un pequeño pueblo cerca de León, Guanajuato. Durante su vida trabajó muchos rubros incluyendo el de la pizca de fruta, carpintería, escultura y pintura, pero fue su habilidad incomparable para hacer retablos y exvotos la que lo inmortalizó. Poco se sabe de su educación formal, sin embargo, su gran técnica hace evidente que en algún momento recibió entrenamiento académico. Se cree que pudo haber sido discípulo de Juan N. Herrera y/o de José J. Montiel. Como artista, comenzó a trabajar el retrato, siendo muy socorrido en los pueblos vecinos por su trabajo. Trabajó con materiales modestos, en muchos casos usando lámina de cinc como soporte ya que sus comisionistas también eran modestos. Su trabajo temprano fue en su mayoría la parte superior de la gente retratada, mientras que con el tiempo fue haciendo el esfuerzo de retratar figuras de cuerpo completo y finalmente incorporar varias figuras a una misma obra. Aunque se le puede criticar el uso de perspectiva anatómica, fue su manejo de características faciales y expresiones lo que le dio a su trabajo un carácter espectacular. Además de sus retratos, Bustos trabajó la naturaleza muerta y los temas religiosos. Decoró con sus pinturas la iglesia de la Purísima en su pueblo natal con imágenes de la Pasión de Cristo. Murió en el mismo pueblo que lo vio nacer y trabajar en el año de 1907.

De momento no tenemos obra de este artista