Tiburcio Ortiz (1945)

Nacido en Santa Catarina Chinango, Oaxaca en 1945. Su acercamiento e interés hacia las artes plásticas se manifestó desde que era un niño, pues construía sus propios muñecos y copiaba las estampas revolucionarias del maestro Alberto Beltrán. A fin de cursar sus primeros estudios, se trasladó a Huajuapan de León, porque no había primaria "completa" en Chinango. A la vuelta de la escuela estaba el taller donde reparaban imágenes religiosas, propiedad de Rafael López; ahí permaneció dos años (1960-1962) como aprendiz "arreglando las manitas de los santos y unos cristos allí derrumbados", lo que le permitió estar en contacto con la restauración de esculturas. Posteriormente, en la ciudad de México, ingresó al ejército y al taller de la misma institución, donde hacía prótesis para manos u ojos, así como bustos de los personajes destacados de la historia patria. El encargado del taller, quien estudió en la Academia de San Carlos (UNAM), recomendó a Tiburcio Ortiz p ara que entrara a estudiar formalmente escultura. Así, aprendió a tallar piedra en San Carlos (1966-1970) con maestros como Manuel Silva Guerrero, Alberto de la Vega y Elizabeth Catlett, quienes le mostraron cómo simplificar las formas con pocos recursos. De 1970 a 1971 fue miembro del Taller Experimental de la Academia de San Carlos y de 1971 a 1972 realizó talla en piedra y mármol en el taller del maestro Anastasio Nequiz, en Chimalhuacán, Estado de México. Una vez terminados sus estudios, se desempeñó en la docencia, primero en el Taller de Escultura de San Carlos, de 1971 a 1972, y colaboró, de 1972 a 1975, en la organización de Talleres Libres de Artes Plásticas en la Universidad Obrera de México, donde fungió como coordinador y maestro de dibujo. De 1972 a 1973 fue diseñador de prototipos para producción seriada de cerámica en el Centro Artesanal de Lerma, Estado de México; de 1975 a 1977 impartió la cátedra de escultura en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad Benito Juárez de Oaxaca. En 1981 colaboró en la elaboración del mural que se encuentra en el Palacio Legislativo de la ciudad de México. Al igual que el resto de creadores de arte oaxaqueño, Ortiz, a través de su quehacer escultórico, muestra algunas de las características de los artistas pertenecientes a esta región de México. Su obra ha participado en un gran número de exposiciones colectivas y ha merecido importantes reconocimientos en México y el extranjero. Entre sus exposiciones individuales se cuentan: "Esculturas y proyectos" (1973), en la Galería José María Velasco del INBA; "Bronces" (1980), en la Galería Chapultepec; en Ivy Gallery, de Los Ángeles, California (1989); en Las Galerías, de la ciudad de México (1990); "Dibujos" (1992), en el Museo Regional de Tepic, Nayarit; "Esculturas, pintura, gráfica y dibujo" (1995), en la Representación del Estado de Oaxaca, en el D.F.; en Grayhome Gallery, Phoenix, Arizona (1996); "Ichi Un Davi" (1997), en la Galería José María Velasco; "Arte mixteco-zapoteco" (1998), en el Palacio Legislativo, ciudad de México; en la Gallery Crashing Tender (1998), Gallup, Nuevo Mexico; "Ichi Ñuu Vico: hacia el pueblo de las nubes" (2000), Archivo General de la Nación, ciudad de México; "Escultura y dibujos" (2001), Universidad Tecnológica de la Mixteca, Huajuapan de León, Oaxaca; "Na-Ii Yuu Ka-Ah: gente de piedra que habla" (2002), Instituto Mora, ciudad de México.

De momento no tenemos obra de este artista