Jose Guadalupe Posada Volante Malvado Ignacio Parra

Impresión original de "Ya la autoridad echó garra al malvado Ignacio Parra" con "Macetita Embalsamada" en la parte posterior. Grabados de Jose Guadalupe Posada e impreso por Antonio Vanegas Arroyo en México DF en 1905. Parte de la colección de Jean Charlot albergada en la Universidad de Hawái, la colección de grabado del Getty Research Institute, y la colección digital de la Universidad de Nuevo México. Durante la época del Porfiriato, Ignacio Parra cobro estatus legendario como uno de los bandidos mas temidos en México. Ya en vísperas de la Revolución, la mayoría del pueblo Mexicano estaba muy a disgusto con el gobierno y con la pequeña clase adinerada. Por tal motivo ladrones de gran renombre fueron surgiendo como héroes entre las leyendas que contaba la gente de boca en boca.

Catalogo # 8791
Dimensiones: 30 x 20 cm

Precio (USD): $500.00   $250.00
+ $15 Envío a todo México



Incluye envío dentro de México exclusivamente
Use la forma de contacto para cotizar su envío internacional
Nombre E-mail


Jose Guadalupe Posada
(1852 - 1913)

Genial grabador mexicano que nació en Aguascalientes en 1852 y murió en la ciudad de México en el año de 1913. Comenzó su carrera haciendo dibujos, copiando imágenes religiosas y como ayudante de un taller de cerámica. En 1866 trabajó como aprendiz de litografía y grabado en el Taller de Trinidad Pedroza. En esos tiempos realizó algunas ilustraciones satíricas que aparecieron en la revista "El Jocote". Se trasladó en 1872 a la ciudad de León, Guanajuato en donde realizó litografías y grabados en madera que ilustraban cajetillas de cerillos, documentos y libros. En 1887 se fue a vivir a la ciudad de México; instaló su primer taller en la calle de Santa Teresa y después se cambió a la calle de Santa Inés número 5, hoy calle de Moneda. Muy pronto comenzó a trabajar como dibujante editorial en el taller de Antonio Vanegas Arroyo, para quien realizó miles de ilustraciones. Realizó ilustraciones y caricatura política en otras imprentas y algunos periódicos, como el "Argos", "La Patria", "El Ahuizote" y "El Hijo del Ahuizote", todos de oposición al gobierno del presidente Porfirio Díaz. Desde el estallido de la Revolución de 1910 hasta su muerte en el año de 1913, el maestro Posada trabajó incansablemente en la prensa dirigida a los trabajadores, ésta constituye hoy una crónica de la sociedad y la política de su época.